20 cosas simples para pensar mejor, ser más productivo y sentirte más inteligente a cualquier edad

Actualizado: 2 de ene de 2020



Todos queremos vivir vidas largas y productivas, pero a veces nos envolvemos tanto en la vida cotidiana que ponemos nuestra salud en un segundo plano. En lugar de ignorar nuestra salud, pasemos esa zona de conformidad con nuestras mentes y hagamos algunos esfuerzos concertados para hacer cambios saludables en el estilo de vida.


Aquí hay 20 cosas que podemos agregar a nuestra vida diaria para mejorar la salud de nuestro cerebro. Un cerebro sano tomará buenas decisiones que conduzcan a tener un cuerpo sano. Apunta a hacer al menos una cada día. No lo hagas complicado; todo lo que conlleva es hacer tiempo para que hagas algo que te sea agradable.



20 cosas simples para pensar mejor, ser más productivo y sentirte más inteligente a cualquier edad:


1. Aprender algo nuevo. Tu cerebro estaba destinado a aprender cosas nuevas y desafiar a tu cerebro lo hace crecer. Así que comienza las lecciones de piano que siempre quisiste como niño, vete a aprender sobre vinos o aprende un idioma extranjero (o cualquier otro desafío que te emocione).


2. Sal de su zona de confort. Tu zona de confort es un lugar seguro que le permite a tu cerebro producir dopamina, lo que lo hace sentir feliz. Emprender nuevas actividades y hacer algo que te ponga nervioso es lo que hace que tu cerebro crezca. También sentirás una sensación de logro y un aumento de la autoestima cuando completes esa nueva tarea.


3. Medita. Silenciar tu cerebro regularmente permite que la materia gris aumente en las regiones del cerebro que controlan la memoria, la atención enfocada y el pensamiento profundo. Esta misma meditación también calma las partes del cerebro asociadas con la depresión, la ansiedad y la ira.


4. Leer todos los días. Diferentes partes de tu cerebro trabajan en equipo para descifrar el texto y este proceso aumenta la conectividad del cerebro. También mejora el enfoque y concentración, así como tu imaginación.


5. Duerme más. El cerebro necesita dormir para consolidar el aprendizaje y la memoria. El sueño también aumenta la productividad y mejora la concentración. El sueño es el proceso donde todo tu cuerpo se recarga. Si lo haces a medias, a medias funcionará tu cerebrito.


6. Hacer ejercicio. Hacer ejercicio aumenta el flujo de sangre al cerebro, lo que aumenta la producción de células cerebrales. El ejercicio produce más dopamina, que tiene un efecto similar al de los antidepresivos. Sorprendentemente, el cerebro puede crear nuevas vías y conexiones neuronales, y el ejercicio ayuda a ese proceso. No tienes que meterte una clase de una hora ni en suscripciones de gimnasios. Vete a caminar ligero (no paseando), a correr o a levantar pesas por 20 minutos. Ejercítate intenso pero corto.


7. Comer alimentos naturales. Con la avalancha de OGM, conservantes y uso de pesticidas, encontrar alimentos lo más natural posible y deshacerse de los alimentos empaquetados hará maravillas para mejorar la función cerebral. Reducir la ingesta de carbohidratos procesados ​​también ayudará a aliviar la "niebla cerebral". ¡Pruébalo!


8. Fomenta tus relaciones con familiares y amigos. La soledad es un problema real, especialmente entre los adultos mayores cuyos hijos se han mudado de su hogar. Los pacientes ancianos en hogares de ancianos también experimentan cierta depresión y ansiedad si no reciben visitas regulares. Socializa en persona cuando sea posible o pasa al menos 10 minutos al día en una conversación para aliviar esa sensación de soledad.


9. Diario. Mantener un diario te enseña cómo priorizar tus tareas y aclarar tus pensamientos, pero también alivia la ansiedad. Judy Willis MD, neuróloga y ex maestra explica: "La práctica de la escritura puede mejorar la ingesta, el procesamiento, la retención y la recuperación de información del cerebro ... promueve el enfoque atento del cerebro ... aumenta la memoria a largo plazo, ilumina patrones, es la hora del cerebro para la reflexión, y cuando está bien guiada, es una fuente de desarrollo conceptual y estímulo de la cognición más alta del cerebro".


10. Desconéctate de la electrónica. Es difícil de hacer en este mundo tecnológico, pero el silencio es una buena manera de reenfocar tu cerebro para vivir el momento. La luz azul que emana de estos dispositivos también afecta negativamente la calidad de tu sueño porque el cerebro piensa que todavía es de día y no descansa.


11. Elimina el azúcar de tu dieta. Los expertos dicen que el azúcar tiene el mismo nivel de cualidades adictivas que la heroína. Los altos niveles de azúcar que se consumen diariamente afectan negativamente el azúcar en la sangre, la resistencia a la insulina y la producción de neuronas en el cerebro.


12. Disfruta de la naturaleza. Escápate de la gran ciudad o de tu trabajo estresante y diríjete hacia un parque, un sendero para caminar o un lago para volver a conectarte con la naturaleza. Si el clima lo permite, quítate los zapatos y pon tus pies directamente sobre la tierra para sentirte conectado a ella. Mucha gente dice que esto ayuda a eliminar el estrés, además de respirar profundamente el aire fresco. ¿Razón? Estás conectando con lo natural y...tú eres natural.


13. Ir a una aventura. Apaga el GPS y conduce por carreteras nuevas. Explora el campo, visita pintorescas tiendas de antigüedades, almuerza en un restaurante en el que hay un agujero en la pared. Salir de tu zona de confort ayuda a que tu cerebro crezca y ejercitarás tu cerebro confiando en tu sentido de la dirección en lugar del GPS.


14. Encuentra la alegría. En el ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana, a menudo perdemos el rastro de nuestros momentos felices o de nuestros pasatiempos o actividades que nos brindan consuelo y alegría. Es hora de desconectarse de nuestro trabajo y encontrar tiempo para relajarse y encontrar la alegría de alguna forma. Visita una antigua afición, únete a un club o grupo de Meetup o házte miembro de una organización caritativa.


15. Reconéctate con tu fe. Creer en un poder superior puede ayudar a aliviar los ataques de ansiedad, la tristeza o la soledad; te ayuda a lograr una perspectiva optimista de la vida y ayudarte a enfrentar los problemas médicos con más calma. Socializar con otros en tu comunidad ya sea religiosa o de vecinos también fomenta un sentido de pertenencia y combate la soledad.


16. Jugar juegos mentales. El sudoku, los crucigramas, los rompecabezas lógicos y los rompecabezas combinados ayudan a que el cerebro trabaje para mantenerlo en forma. Incluso hacer problemas matemáticos simples en la cabeza ayuda a mejorar la función cognitiva.


17. Usar aceites esenciales para dormir. Si necesitas ayuda para relajarte más o para dormir mejor, usa aceites esenciales puros. Los aceites esenciales como la lavanda y la bergamota son ricos en linalool y acetato de linalilo, compuestos que tienen propiedades relajantes bien conocidas. Estos aceites se pueden difundir aromáticamente en el dormitorio para crear un ambiente tranquilo y apacible, perfecto para dormir bien por la noche.


18. Usa el bloqueo de tiempo o el método Pomodoro en el trabajo. Estas sencillas herramientas de administración del tiempo le permiten a tu cerebro enfocarse estrictamente en una tarea a la vez. La multitarea solo reduce la productividad, por lo que puedes reservar un bloque de tiempo para enfocarte en un cliente o en una sola tarea. Te sorprenderás de lo rápido que puede terminar esas tareas simplemente porque se está concentrando más profundamente. Uso mucho la Pomodoro.


19. Jugar juegos de mesa estratégicos. El ajedrez, las damas y el monopolio no son solo para niños. Los juegos de mesa estratégicos ayudan a tu cerebro a combatir el deterioro cognitivo y mejorar la formación de la memoria. Cuando tu cerebro está ocupado, es fuerte y poderoso. Este poder hace que sea más difícil sucumbir a las enfermedades mentales.


20. No dejes que tu edad obstaculice tus actividades. Nunca eres demasiado viejo, prueba cosas nuevas. Josefina Monasterio tenía 59 años cuando comenzó a hacer culturismo. Ahora tiene más de 70 años y ha ganado cientos de trofeos de competición. Presidente George H.W. Bush hizo paracaidismo en su 90 cumpleaños. La reconocida chef Julia Child tenía 49 años cuando publicó su primer libro de cocina y 51 cuando debutó su primer programa de televisión. Ningún sueño es demasiado tonto o está fuera de alcance a cualquier edad.


Ahora, toma un cuaderno y comienza una lista de lluvia de ideas con todas las cosas que te encantaría probar. Deja que tu creatividad se vuelva loca. Ninguna idea es demasiado tonta o indignante. Cuando tu lista esté completa, decide cuál de estas cosas abordar primero y ¡adelante!


Si ves que se te hace muy difícil hacer estas decisiones por ti mismo o sientes que tu vida está muy inundada de cosas como para sacar tiempo para ti, te recomiendo que le eches un vistazo a nuestro curso Vida Livianita.

Con una vida simplificada, todo es posible. Y eso significa tener una vida LIVIANITA. Son 10 semanas para que logres simplificar tu vida poco a poco. Una de las clases va dirigido al tiempo; a dónde se está yendo.


Échale un vistazo al curso en línea y verás por qué sería perfecto para ti que me lees. ;)


Vida Livianita ; 10 semanas para simplificar tu vida


Mientras empiezas el curso, cuéntame en los comentarios, ¿Qué haces para pensar mejor?



116 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Guía Gratis:

Vida Livianita, una vida con menos peso.