5 métodos de simplificar tu vida después de los 50


A nosotros no nos enseñaron a ser egoístas con nuestro espacio. Ya sea nuestro espacio mental, espacio físico o espacio de calendario, todo lo que hacemos, todo lo que compramos y todas las personas con las que pasamos tiempo ocupan este espacio.


Ahora que Bere y yo damos la curva de los 50, te tengo que decir que hemos aprendido el truco número uno de la vida... no tomarse nada de lo que ocurre aquí en serio. Es una de nuestras resoluciones para poder simplificar la vida después de los 50.


Esto es una edad donde ya debes tener una filosofía de vida, aprendes a hacer pausas, a darte cuenta que al final cada cual sigue su rumbo y tú terminas recogiendo los pedazos de los sueños que te pueden quedar para realizar.


Tal vez te preguntas qué cosas positivas puede traer andar ya rondando los 50 y envejecer. A lo mejor te está comenzando a doler hasta el trasero nada más de levantarte de la cama. Es fácil desanimarte cuando ves que ya no rebajas tan fácil como antes, el sexo es distinto o el maquillaje te queda medio extraño.


Pienso que debes darle la vuelta a ese pensar si es que te revolotea en la cabeza. Una perspectiva más sabia de esta etapa de la vida puede llevarte a momentos de gozo y aceptación. Si has tenido una vida buena, eres afortunado(a). Si no, puedes tener de ahora en adelante esa vida que añoras porque todo comienza con una decisión.


Es una etapa donde vamos "rejuveneciendo" y no envejeciendo. ¿Por qué digo esto? Bueno, cómicamente de los 50 años en adelante se cuenta al revés. Cuando cumples 51 años de edad son realmente 49 años que tienes... pero para llegar a los 100 y así sucesivamente.


Creo que es una edad hermosa donde se comienzan a crear algunos objetivos nuevos para los próximos 50 años.


Pero lo interesante de que estás rejuveneciendo es porque ahora comienzas a darte cuenta que el valor de la vida está en las cosas simples, en el momento presente como cuando éramos niños.


Tener la edad de 50 años o estar cerca de ellos, podría considerarse como estar al otro lado de la montaña. Ya puedes ver el llano, la ciudad y apreciar las cosas desde la experiencia. Es una etapa donde puedes comenzar a vivir desde el flow de la vida. Eso es lo mejor de todo. Puedes comenzar a dejar a un lado las preocupaciones porque ya te diste cuenta que te jodieron por muchos años y nada bueno sacaste. Es un buen momento para comenzar a aferrarte a la vida con todos sus colores.


Claro, con los 50 años de edad vienen otros retos como la salud, planificar para el retiro, comenzar a bajar deudas, comenzar a soltar a tus "chiquillos" para que aprendan a volar o tal vez hasta divorciarte. No sé cuál sea tu historia.


Empiezas a VIVIR lejos de la programación de una sociedad llena de trampas. Para llegar a vivir esa vida que deseas es importante que comiences a simplificar algunas cosas de tu vida.


Pero ¿sabes? Una persona a los 50 años puede crear mejores hábitos de salud y ser aún más saludable que antes en la vida. Puede volver a casarse, a tener la energía que siempre deseó, a viajar a los lugares que por compromisos no hizo, etc. Después de todo, "la edad es solo un número".


Cuando simplificas tu vida, tienes más tiempo, espacio y energía para hacer las cosas que realmente quieres hacer.

¿Por dónde comenzar?


Intenta con estos 5 métodos de simplificar la vida:

1. Saca el desorden de tu casa. El entorno en el que pasas el tiempo tiene un efecto sobre cómo te sientes, tanto física como psicológicamente. Si estás perdiendo el tiempo buscando artículos extraviados o te sientes abrumado(a) cuando abres un armario, debes hacer un cambio.

Una vez comiences a organizar tus pertenencias, verás cómo te sentirás más productivo(a) y con más energía.

Comienza con un cuarto a la vez y luego pregúntate si te sientes mejor o no. Eso es todo.


2. Bota esos hábitos mentales negativos. Las actividades mentales negativas, como sentir lástima por sí mismo o pensar en el pasado, pueden tener mucho peso psicológico y dejarte agotado(a).

Puedes despejar ese tipo de desorden mental centrándote en pensamientos más saludables, por ejemplo, la gratitud, la autocompasión y el diálogo interno realista pero que te lleve a algo positivo.


La lectura es un excelente aliado para cambiar esos pensamientos podridos que uno lleva por décadas.

Si te das cuenta de que estás pensando negativamente, deténte respirando profundamente y recordándote que no es útil pensar así. Luego, cambia tus pensamientos a algo que te haga sentir más feliz.

A medida que practicas esta técnica, se vuelve cada vez más fácil hasta que concentrarte en lo positivo se convierte en un hábito.


El libro: Creando una vida livianita podrás encontrar una hoja de ruta fascinante para mantenerte emocionalmente saludable y espiritualmente vivo en el caos del mundo moderno. Es una lectura fácil de digerir y rápida para darte la ruta a una vida sin ajoros.

3. Corta con la gente tóxica. Todos tenemos ese amigo o familiar que solo ve problemas y nunca una solución. Estas personas negativas pueden ocupar un espacio valioso en tu vida. Ten claro esto; evita sacar a las personas de tu vida solo porque están pasando por un momento difícil. Sin embargo, es importante establecer límites.

Incluso si no pasan demasiado tiempo juntos pero, si el tiempo que pasan juntos te deja exhausto(a), lo mejor que puedes hacer por tu propia salud mental es romper esos lazos.


Busca un grupo de amistades que te den y no te quiten. Amistades que te hagan sentir saludable, que vales y que te eleven. Si no puedes salir por alguna razón o vives en un lugar remoto... búsca de los Meetups o grupos privados en Facebook de tu interés.


4. Toma control de tu dinero. Cuando no controlas tu dinero, tu dinero comienza a controlarte a ti. Cuando eso sucede, comienzan las preocupaciones y ellas ocupan demasiado espacio en tu vida.


Si todavía no has empezado a ahorrar para la jubilación, hazlo ahora mismo. No esperes ni un minuto más, deja de leer este post, haz cuentas y empieza ahora. Llegados a este punto no se trata de una recomendación, sino de una obligación.


Si sientes que no tienes el ánimo de conseguir un segundo trabajo, creo que generar un ingreso en línea sería lo ideal. De la pandemia para acá, las formas de generar ingresos han cambiado y está de nosotros atemperarnos a ellas. Esto no se trata de la edad que tengas. Se trata de las ganas que tengas de ajustarte a lo nuevo.


Si el cambio fuera fácil, todos seríamos ricos, estaríamos en forma y seríamos felices. Lo difícil de lograrlo es mantener el enfoque de lo que se desea.

¿Por qué el cambio es desafiante? porque es lo que nos hace crecer.


Toma la decisión de hacerte cargo de tus finanzas, crea un presupuesto y cúmplelo. Una vez hayas hecho este paso, tomar decisiones financieras futuras será mucho más sencillo y no perderás tanto tiempo y energía preocupándote por tu dinero porque ya lo tienes destinado.


La entrada en los 50 años de edad es un gran momento para reevaluar tus objetivos para la jubilación y ver si tu plan para alcanzar la libertad financiera te permitirá lograrlo.


5. Dale prioridad a tu tiempo. El tiempo es tu recurso más valioso. ¡Nunca vuelve!. Ya te habrás dado cuenta. Cuando consideres cuanto tiempo pasas quejándote, navegando por las redes sociales o simplemente esperando que suceda algo, encontrarás que has estado perdiendo muchos momentos preciosos. Yo me arrepiento mucho de haber dejado que otros hicieran y deshicieran con mi tiempo.

En lugar de dejar que los "desperdicios" de tiempo ocupen tu espacio, puedes usar

la tecnología de Pomodoro. Yo la uso mucho y me encanta. Te enseña a trabajar con el tiempo, en lugar de luchar contra él.


Por otro lado, dedícale más tiempo a todo lo contrario de lo que son de tareas, quehaceres o de gente que te puede hacer perder el tiempo. ¿Qué quiero decir con esto? Tómate un tiempo para salir a caminar, para ejercitarte, para estar con tus hijos o ver la puesta de sol. Muchas cosas sencillas de la vida constituyen algunos de nuestros momentos más valiosos. ¡No permitas que el desorden elimine estas preciosas experiencias de tu vida!


La vida puede ser a veces complicada, y si bien puede parecer que simplificar las cosas se vuelva una tarea abrumadora. Pero el esfuerzo para hacer estos cambios valdrá la pena.

Empieza por restar algo negativo de tu vida cada día. Deshazte de algunas cosas que ya no necesitas, intenta despejar un poco de espacio mental y haz un pequeño espacio en tu calendario para ti. Mímate...




Conclusión...

Si deseas lograr tus metas después de los 50 años de edad, debes definir qué es lo que realmente quieres conseguir de aquí para abajo y, saber con exactitud todo lo que tendrás que hacer para lograrlo. Claro, también estar dispuesto(a) a hacerlo.


A medida que tu vida se vuelva más simple, no tendrás tantas tensiones y volverás a disfrutar de tu vida - una alegría que quizás hayas perdido poco a poco a medida que te fuiste complicando pero que ahora a tus 50 años puedes retomar.

¡Simplifica tu vida y recupera tu alegría! Vamos que tenemos el reloj pisándonos los talones.


Cuénta.... ¿Ya andas merodeando los 50 y cuál es tu plan?

Flori

PD. A veces necesitamos más que estos escritos como inspiración para comenzar a movernos. Échale un vistazo al curso en línea Vida Livianita... simplifica tu vida en 10 semanas.


64 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
GUÍA GRATIS
COMIENZA TU NEGOCIO DE BIENESTAR

Únete a los miles de suscriptores del blog y recibe herramientas, tips y recursos exclusivos de Bere y Flori

Al suscribirte recibirás nuestro newsletter

y una copy GRATIS de 

Inspiración para una vida más livianita