Cómo los tiempos de calma resaltan tu lado creativo

Actualizado: may 4


Creo que hay un momento y un lugar para todo. En momentos de crisis como la que estamos viviendo ahora con el virus Coronavirus, me he visto en enfocar toda mi fuerza en mis momentos tranquilos para desarrollar pensamientos creativos, ideas y soluciones.


Tomar este enfoque me ayuda a ser más efectiva en el trabajo que estoy realizando en el momento, sea mi trabajo de la universidad, sea cuando estoy escribiendo, desarrollando un curso en línea o cuando deseo crear algo nuevo. La mayoría de los entornos de los días están llenos de actividades. Pero cuando necesito producir algo creativo, me escondo del mundo cotidiano. El silencio junto a una música suave me ayuda a impulsar mi proceso de pensamiento.


Luego que comienzo a fluir, utilizo esos momentos para proponer ideas y hacer acciones que sean inspiradas en mi calma y no en el que "tengo que hacer esto". ¿Me entiendes?

Sé que puedo conectar e inspirar más confianza cuando presento algo nuevo y fresco.


Cuando estoy rodeada de tranquilidad, puedo escuchar mis pensamientos más íntimos. Utilizo esos pensamientos para recordarme lo que significa vivir bien y sobre todo en armonía con lo que la vida me quiere hablar.


Mis momentos a solas también me permiten encontrar soluciones a desafíos personales como las que estamos viviendo ahora con esto de estar quedándonos en casa por seguridad. A veces las distracciones de la vida como lo son las redes sociales y los medios pueden ser perturbadores y confusos a la hora de crear ese espacio de calma y creatividad. Se vuelve bien difícil poder crear, inspirarse o inclusive, hacer cosas cotidianas.


Eso son los momentos donde me tomo un tiempo lejos. Bere lo sabe, casi no le respondo. Soy yo con yo. Aprovecho ese tiempo para sopesar todas mis opciones. Esos momentos de tranquilidad me permiten ser honesta conmigo mismo y ver qué es lo que quiero en realidad. También me permiten encontrar soluciones alternativas que me cuesta encontrar de otra manera.


Hoy, me doy cuenta de que mi vida se vive mejor cuando encajo el tiempo tranquilo en mi día. Tener ese tiempo me brinda oportunidades para producir grandeza. Sip, suena cursi pero es la verdad. Y la grandeza no es de cosas de premios o de mucho dinero. Tal vez lo grandioso es sencillamente escribir un blog post, hacer un vídeo, una meditación. Pero para mi es grandioso porque me siento conectada al flujo de mi vida. Es como tener una "notita" encima. Jeje!


La vida nos arroja caos de forma regular, ya sean nuestras finanzas, nuestras relaciones o nuestra salud como es este caso con la pandemia que hay en el mundo. De por sí, en el mundo laboral, alrededor del 50 por ciento de las personas están agotadas en sus trabajos cotidianos, y los empleadores gastan $ 300 mil millones por año en estrés relacionado con el lugar de trabajo. Imagínate ahora como estarán todos con la nueva tensión del Coronavirus. Es multiplicar el caos 10 veces más.


¡Increíble!


En respuesta, seguimos empujando y sobreviviendo con la adrenalina a to' fuete. Nos sobre programamos; tomamos otro café, otro dulcecito para mantenernos en high; con la idea de que si nos mantenemos amplificados todo el tiempo, creemos que eventualmente podremos hacer las cosas mejor o en más cantidad.


Pero todo lo que hace esto es quemarnos, drenar nuestra productividad y conducir al agotamiento mental, físico y emocional. ¿Ahora entiendes dónde anda la sociedad?



Hay otra manera, una manera más tranquila


Cultivar un estado mental más tranquilo y relajado no significa volvernos irresponsables. En cambio, la investigación sugiere que nos brinda mayor atención, energía y creatividad para abordar todas esas tareas. Y la ciencia también señala formas simples en las que podemos aprovechar ese estado mental tranquilo para ser más resistentes a nuestras vidas caóticas.


Me gozo tanto esos momentos que espero con ansias momentos de introspección. Yo lo veo como mi oportunidad de ofrecer ideas creativas; eso radica en mi capacidad de estar sola y de exigir ese espacio.


Mi invitación para ti es que te hagas estas preguntas de introspección:


  1. ¿Qué sucede cuando el silencio de mi tiempo tranquilo me arropa?

  2. ¿Hay formas de incluir a otros en mi proceso de pensamiento creativo?

  3. ¿En qué circunstancias es probable que se me ocurran las ideas más creativas?


Piensa...


Hay una investigación muy interesante del Dr. Mihaly Csikszentmihalyi, autor de Flow. El encontró que los creadores excepcionales tienen más probabilidades de ser introvertidos. Por otra esquinita de mis lecturas, Ester Buchholz, psicólogo y psicoanalista y autor de The Call of Solitude, dice que la soledad es una parte importante, y normal, de la existencia humana para poder expandirse y ser creativa.


La atención plena o lo que le conocen como el mindfulness está disponible para nosotros en todo momento, ya sea a través de meditaciones o prácticas de momentos de atención como tomarse un tiempo para pausar y respirar cuando suena el teléfono en lugar de apresurarse para contestarlo.


En física, Albert Einstein, Isaac Newton y James Clerk Maxwell, tres de los más grandes contribuyentes creativos, trabajaron casi completamente solos. Se beneficiaron de las ideas de otras personas no en colaboración directa, sino leyendo trabajos de investigación y libros.


No tienes que ser un Einstein o un Steve Jobs o una Isabel Allende para crear. Puedes perderte en tu trabajo creativamente, cuando estás conscientemente en tu flujo sin distracción. Y créeme, un descanso de las responsabilidades y el tener tranquilidad mental, te harán expandirte a lo que quieras hacer en tu vida.





Los tiempos de calma suceden por elección


Puedes hacer tu mejor trabajo cuando haces espacio para tener tiempo para la calma. Programa ese tiempo a solas para que puedas hacer cosas que se vuelvan significativas en tu vida. Aprovecha el silencio y mejora tu trabajo creativo antes de que la oficina, los niños o lo que sea que estés por realizar comiencen con sus acostumbrados ruidos.


Durante milenios, las personas han buscado métodos para calmar sus mentes. Estas técnicas milenarias pueden ayudarte a dar tus primeros pasos para aprender a estar contigo.


Si no puedes hacerlo temprano en la mañana, trata de sacar un ratito de soledad alejándote de la oficina o de tu hogar. Tal vez de camino a casa puedas parar en un café y tomarte alguito mientras miras por la ventana relax.


Aprovecha los muchos beneficios del silencio. Si eres un ave nocturna, puedes encontrar tu tiempo de tranquilidad y soledad en la noche y hacer un trabajo creativo cuando todos duermen. Ese es el caso de Bere. Cuando yo duermo ella se levanta con todas estas grandes ideas. Y yo...con la baba de lado.


Si te distraen demasiadas cosas, vale la pena darle prioridad a desconectarte. Te lo digo, elimina las distracciones. Desactiva las notificaciones. O mejor aún, apaga tu teléfono o dispositivos móviles y aprovecha el silencio para pensar o crear. En otras palabras, bloquea al mundo externo y retírate hacia adentro de ti. Es hermoso.


Conclusión...


Aprende a centrarte en una sola cosa, sin permitir que las distracciones se entrometan. Esto es tan importante que deberías convertirlo en un espacio de soledad sagrada. Elegir estar a solas de una manera un tanto disciplinada puede darte el tiempo y el espacio necesario para concentrarte en lo que realmente es más importante.


Hoy, decide ese espacio de calma, por amor a tu vida y a los tuyos. ¿Te harías ese favorcito?


Ahora, cuenta tú. ¿Qué haces o harás para ese espacio?



Con buena vibra para ti,


Flori



GUÍA GRATIS
COMIENZA TU NEGOCIO DE BIENESTAR

Únete a los miles de suscriptores del blog y recibe herramientas, tips y recursos exclusivos de Bere y Flori

Al suscribirte recibirás nuestro newsletter

y una copy GRATIS de 

Inspiración para una vida más livianita