Emprende con el espíritu

Actualizado: 2 de ene de 2020



¿Por qué es importante que sepas lo que significa Emprende con el espíritu? Porque solo una persona con espíritu emprendedor puede alcanzar el éxito. Y si no sabes qué rayos es...


¿Cómo lo lograrías?


Bueno,

Hay que conocer que el emprendedor es esa persona que es capaz de generar proyectos, ponerlos en marcha y asumir con autonomía y responsabilidad las consecuencias que de ellos se deriven.


¿Qué proyectos?

Bueno, hay desde limpiar casas, carritos de comida, costura, ser un blogger y generar ingresos con un blog, tener una tienda online en Etzy, lograr una certificación que genere dinero a través de consultorías como lo es ser Health Coach hasta negocios de redes y creación de empresas físicas.


¡Uff! Son muchas las oportunidades.


Ahora,

Aunque el emprendedor puede ser cualquiera (de ahí las grandes historias de personas sin recursos que se levantaron), sí se requiere de unas características que el emprendedor debe tener y/o desarrollar:

  • Inspiración

  • Autonomía

  • Ambición

  • Pasión

  • Iniciativa

  • Creatividad

  • Liderazgo

  • Organización

  • Tolerancia al riesgo

  • Capacidad de adaptarse a los cambios

Atención a las oportunidades. El Emprendedor se mantiene atento a las oportunidades y no cae en la parálisis de la análisis de tener el producto, momento o economía correcta. Sólo se lanza.


¿Se pierde o se gana cuando se emprende con el espíritu?



A veces se pierde y otras se gana. Es por eso la importancia de la tolerancia al riesgo, de conectar con tu espíritu para saber cuando te habla. ¿Cómo sabes cuándo te habla? Cuando sientes que viene de adentro y no por impulsos de otros.


Cuando detectaste una buena oportunidad, es momento de activar la parte de los recursos. Comienzas a buscar información, financiamientos o con tus propios recursos. Tal vez es una red de mercadeo (suele ser la mejor oportunidad cuando se tienen contactos y no quieres tener grandes riesgos).

Emprender con el espíritu tiene ventajas y desventajas. A veces nos volvemos muy emocionales o muy analíticos y olvidamos ciertos detalles. Aquí lo que pensamos debes comparar si emprender es para tí:



Ventajas:

  • Eres tu propio jefe.  No más subordinación. Lo más que nos gusta es que puedes elegir a tu equipo de trabajo. Es establecer tus propios horarios y normas. Solo tú dices cuánto tiempo trabajar y en qué horarios correrán tus negocios alrededor de tu reloj. Es una satisfacción enorme el crear tu propia fuente de ingreso.

Desventajas:

  • Estar dispuesto a trabajar fuera del horario regular. Hay que prepararse y hacer una agenda por semana, por día y por hora. Olvídate del 9am a 5pm.

  • Tu salud mental y física debe ser cuestionada todo el tiempo. Pasar un tiempo sin generar ingresos o trabajar tiempo extra puede traerte consecuencias de desbalance físico y emocional (te enojas, te entristeces, lo tomas personal, dejas de comer o comes demás, estrés excesivo, etc.) Si sabes manejar el estrés, será una gran ventaja. Ser emprendedor es la otra cara del trabajo personal; es transformarte de adentro hacia afuera y aprender a valorarte de muchas formas en las que esta sociedad no muestra. Lo otro es hacer ejercicios (aunque sea caminar 30 minutos) todos los días es clave para oxigenarte.

  • Riesgos económicos. Nadie te garantiza el éxito de tu emprendimiento.Debes prepararte de antemano. Si puedes comenzar mientras tienes tu trabajo, mejor.

  • Autodisciplina y ser adiestrable. Tienes que ser adiestrable y aceptar críticas constructivas. Una característica que debes desarrollar al máximo, pero que si tienes problemas con ella, podrán cobrarte bastante, pues la disciplina y el aprender son la base de que se concreten tus metas de emprendimiento.


“Nunca grites tu felicidad tan alto, la envidia tiene el sueño liviano”

...dicen algunos.


Y es que lamentablemente en nuestra cultura latinoamericana existe la creencia de que el éxito y la fama sólo lo logran quienes tienen un “padrinito o dinero” o los ya “con suerte”.


A diferencia de otras culturas, en las que cuando alguien crea su idea de negocio y obtiene éxito, todo el mundo quiere saber quién es y cómo lo logró, en América Latina existe lo que llamo…


LA ENVIDIA DE LOS QUE EMPRENDEN CON EL ESPÍRITU




De esto debes cuidarte ya que puede tronchar tus sueños una vez comiences a emprender con el espíritu. La gente se impresiona con los resultados y el nuevo “lifestyle” de fulanita o fulanito, pero no saben del tiempo, las horas de madrugada, los esfuerzos y sacrificios que el emprendedor hizo para lograr estar donde está.


CON ESTO HAY QUE BREGAR, ES ALGO CULTURAL


La toxicidad y las dudas de algunas mentecitas nos lleva a dudar de nosotros y hasta a claudicar de nuestros sueños. Tenemos buenas amistades que desean lo mejor para nosotras pero desde su punto de vista como empleados, no como emprendedores y, con eso debemos tener mucho cuidado. Mucho ojo con hacer de las comodidades de otros nuestras. Es fácil seguir lo que las masas están acostumbradas.


El camino inicial de un emprendedor suele ser solitario y muchas veces no vemos meses sobreviviendo con pocos ahorros hasta lograr las primeras ganancias.


La gente no sabe de las madrugadas trabajando, la falta de sueño, cuando no se puede ir a las actividades familiares porque debías trabajar con tu blog, tus clientes o con órdenes.


La envidia es ese desagradable sentimiento que surge cuando notamos que otra persona tiene algo que se desea y no sabe cómo obtenerlo para sí. Vienen los "mostritos" mentales de querer destrozar las ambiciones de otros sin darse cuenta que TODOS ANDAMOS POR CAMINOS DISTINTOS DE SER FELICES CON NUESTRA VIDA.


El problema es que creemos que el éxito viene por sí solo, que es regalado y no nos gusta esforzarnos fuera de lo que es conseguir el trabajito.


Te dicen:

"Dejar un trabajo “estable” para asumir un riesgo tan grande? Nunca… más vale malo conocido que bueno por conocer."

Y así viven la vida...con sus sueños engavetados por la presión de grupo y aguantándole mierdas a otros.


Es el famoso temor que te meten en la cabeza de que si algo no te sale como planeado serás el objeto de la burla de los demás, sin darse cuenta que la mejor expansión del ser llega a través de nuestros errores. Sólo hay que tomar ajustes, rediseñarse y seguir adelante.


De eso se trata el emprender con el espíritu. De convertir tu llamado en una carrera.


Créeme, tu no deseas vivir el resto de tu vida preguntándote qué habría pasado si lo hubieras intentado. Eso es un peso que te acompañará hasta el último día.


El ver que otros tuvieron tus mismas inquietudes y se atrevieron a dar ese gran paso logrando el éxito que siempre soñaste, puede convertirte en alguien que por siempre sentirá la “envidia de emprender con el espíritu”.


Pero mientras tanto mis queridos emprendedores de espíritu… cuéntenle a todos que aunque probablemente trabajen el doble y les tome tiempo, lo hacen con la alegría de saber que con el tiempo las recompensas les sonreirán. Despierten y duerman satisfechos por el simple hecho de que este es el camino que siempre soñaron recorrer.



Que otros se acobarden...pero no tú. La vida es una. ;)


Con gratitud y buena vibra para ti

 

92 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Guía Gratis:

Vida Livianita, una vida con menos peso.