Por qué viajar es un excelente compañero de la vida simple

Actualizado: 23 de feb de 2020



Existe una fluidez entre elegir vivir de manera simple y elegir explorar el mundo. Ambos representan libertad.


La vida simple nos permite centrarnos más en las cosas que nos importan: la espiritualidad, la familia, el descanso, el hacer comunidad, mientras vamos poco a poco eliminando las cosas frívolas que nos atrapan. Pero a veces, la vida simple se ve como limitante: presupuestos más ajustados, horarios no cubiertos y una sensación general de límites que desalienta la aventura de salir de nuestros espacios. En toda la retórica sobre recortar el exceso, no es de extrañar que lo simple se haya equiparado a aburrido o a estar "pelao".


Pero, a pesar de esta perspectiva bastante convincente, lo contrario no podría ser más cierto. Vivir simple puede dar paso a todo tipo de aventuras cercanas y lejanas. De hecho, viajar es una excelente manera de disfrutar la vida simple. Claro, hay quienes desean vivir de manera simple y disfrutar de las comodidades y aventuras del hogar. Mientras tanto, hay otros (como nosotras) que vamos a aprovechar todas las oportunidades posibles para viajar a un lugar nuevo. Aunque sean vacaciones de fines de semana.




5 Razones del por qué viajar es un excelente compañero de la vida simple:


1) VIAJAR NOS INVITA A DESCONECTAR.

El mundo está cada vez más conectado por la tecnología, pero todavía hay un momento en el avión en que todos los dispositivos electrónicos deben apagarse y guardarse. Aprecio ese momento cuando me veo obligada a quedarme quieta.


En esas horas que pasamos en tránsito, nos hacemos más conscientes de nuestros pensamientos y de nuestro entorno. Tal vez nos vemos obligados a tener conversaciones con extraños, o nos ponemos a leer, a pensar profundamente.


2) VIAJAR SE TRATA DE LAS EXPERIENCIAS.

Muchas personas que persiguen la vida simple hablan de recolectar experiencias en lugar de cosas. Esta es una excelente mentalidad para viajar; después de todo, se trata más de las cosas nuevas que vemos, hacemos, oímos, saboreamos y sentimos que de cualquier cosa que podamos comprar. Aquellos que viajan a menudo finalmente se dan cuenta de que ningún recuerdo puede capturar los desafíos y las recompensas de un buen viaje. Eso es tener una riqueza invaluable.


3) EL VIAJE ABRE NUESTROS OJOS PARA SIMPLIFICAR LOS MODOS DE VIDA.

Viajar nos expone a formas de vida extraordinarias. Muchas personas regresan de aventuras en el extranjero con un nuevo deseo de renunciar a algunas de sus actividades profesionales, ideas de negocios propios, de emprender con algo o de integrar una nueva filosofía de vida.


Para aquellos de nosotros que buscamos vivir de manera simple, viajar puede recordarnos que siempre hay otra manera: tener menos, apresurarse menos, preocuparse menos y esforzarse por menos al tener formas de generar ingresos que no sean asociadas a un trabajo fijo. Es emocionante ver a otros prosperar sin el ajetreo y el bullicio de nuestra propia cultura y del 9 a 5. Es posible. Solo hay que buscarlo.


4) VIAJAR NOS DA LA OPORTUNIDAD DE RETIRAR Y REFLEXIONAR.

Viajar, ya sea a un país lejano o simplemente agarrar la guagua e irme con Bere a las montañas de Colorado, me ayuda a ganar perspectiva. Las preocupaciones que inevitablemente se asientan cuando estoy en el entorno de la vida cotidiana se hacen más pequeñas a medida que aumento la distancia física del bullicio. Creo que es saludable invertir en esa oportunidad simplemente alejándonos de nuestros hogares y comunidades por un tiempo. La frescura y los desafíos de un nuevo entorno pueden ayudarnos a reconsiderar cada componente de la vida diaria.


5) VIAJAR NOS MUESTRA QUE PODEMOS VIVIR CON UNA MALETA.

No he estado fuera del mi casa por más de tres semanas (por mis mascotas) y aún con una sola maleta, siempre me traigo ropa sin usar.


Por lo que me he dado cuenta cada vez que viajo que uno puede vivir con menos. Incluso si eso significa usar los mismos pantalones todos los días, realmente me vale madre. Eso es algo que me ha gustado de la cultura americana.


En resumen, viajar es el lujo del minimalista, el que vive una vida nómada o sencillamente busca tener más libertad de espíritu. La vida simple no es vivir pelao, es acomodar los ingresos para viajar más que en pagar comodidades.



¿CUÁLES SON TUS PENSAMIENTOS? ¿BUSCAS LOS BENEFICIOS DEL VIAJE Y / O LA VIDA SIMPLE? y... si pudieras generar ingresos mientras viajas, ¿TE INTERESARÍA?


Flori


PD. ¿Ready para planificar tus próximas vacaciones? Tenemos un club de viajeros ESPECTACULAR donde puedes ahorrar muuucho dinero. Te enseñamos a COMO VIAJAR MÁS PAGANDO MENOS MIENTRAS CREAS INGRESOS PASIVOS🚀🌎

Escríbenos a contact@bereyflori.com para detalles.


36 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
GUÍA GRATIS
COMIENZA TU NEGOCIO DE BIENESTAR

Únete a los miles de suscriptores del blog y recibe herramientas, tips y recursos exclusivos de Bere y Flori

Al suscribirte recibirás nuestro newsletter

y una copy GRATIS de 

Inspiración para una vida más livianita