Un camino para ahorrar más - 5 reglas para pagar tu deuda

Actualizado: feb 14


Esta es probablemente una de nuestras publicaciones más controvertidas. ¿Por qué? Porque vamos a hablar del cuco mayor y el tabú de muchas familias...el dinero.

Vamos a hablar sobre el pago de tu deuda antes de seguir adelante con cualquier otro plan que puedas tener ya sea viajar, comprar un auto o lo que sea que desees adquirir.


Sí, te estamos diciendo que DEJES de comprar lo que sea hasta que hayas completado el pago de tu deuda, o al menos la hayas pagado significativamente. Sé que esto parece difícil, especialmente para aquellos que están profundamente endeudados con tarjetas de crédito o préstamos estudiantiles. No te sientas solo, nosotros estuvimos y todavía andamos en ese camino.


Por eso podemos hablar con seguridad y autoridad de que la reventada que te das es GRANDEEEE. Probablemente te parezca poco realista y algo que nunca podrás hacer. ¡Pero tu PUEDES! Lo hemos facilitado al delinear estas 5 reglas para pagar la deuda que puedes seguir (aunque seremos honestas, todo el proceso es difícil).


¿Qué te dice la sociedad?


No tienes "éxito" a menos que tengas el último, más grande y llamativo XYZ. ¡No estás haciendo las cosas bien si no tienes un puntaje de crédito alto! Pero ese no es un estilo de vida sostenible ni es la forma de vivir la vida al máximo, y las tasas de interés JODEN (al menos en deudas de tarjetas de crédito; los préstamos estudiantiles en realidad pueden tener tasas aceptables).


GoBankingRates.com publicó recientemente su encuesta anual de ahorro e informó que el 69% de los estadounidenses no tienen $ 1,000 en efectivo por una emergencia. 69% !!! Eso significa que casi 7 de cada 10 personas no tienen un pequeño fondo de emergencia. Esa es una estadística de miedo.


¿Por qué tener $1,000? Bueno porque es la cantidad de dinero que inicialmente puede resolverte las emergencias que nos hacen correr hacia las tarjetas de crédito.


"EL PRESTATARIO ES ESCLAVO AL PRESTAMISTA". - PROVERBIOS 22: 7

Esclavo. ¿No es asquerosa esa palabra? La deuda te atrapa, te retiene como rehén. Queremos ayudarte a salir de la deuda para que puedas hacer lo que sea que quieras hacer con tu tiempo y dinero. A continuación nuestras 5 reglas para pagar deudas.


Ten en cuenta que la situación financiera de cada persona es diferente. Aunque no somos planificadoras financieras, pero sí poseemos nuestras licencias de seguros financieros. Todavía no estamos totalmente libre de deudas. Somos una pareja real que siguió la sociedad moderna y se estrelló contra el piso. Ahora, sí seguimos a otras personas que también se estrellaron pero lograron reponerse con estos pasos para salir de la deuda y alcanzar la libertad financiera. Queremos ayudarte a hacer lo mismo. ¿Nos sigues el paso?



5 reglas para pagar tu deuda


PAGANDO LA DEUDA REGLA # 1: PÉGATE A TU PRESUPUESTO


Ya debes tener un presupuesto redactado para saber cuánto dinero ingresas y cuál es tu plan para que salgas de ellas. Si no lo haces, debes comenzar a configurarlo utilizando alguna hoja de planificación de presupuestos. Te mostramos cómo configurar tu presupuesto en este artículo: 5 pasos fáciles para crear un presupuesto en tu hogar.


Es importante PEGARTE A TU PRESUPUESTO. Este es un contrato que TIENES CONTIGO mismo(a) con tu pareja y si tienes, pues con tu familia. Trátalo con la importancia que se merece. No jodas con él.


Pagar deudas duele inicialmente como duele ir al gym la primera semana. Tomar todo el dinero extra que tienes para pagar la deuda va en contra de lo que gran parte del mundo moderno predica actualmente y en contra de lo que probablemente haz estado haciendo la mayor parte del tiempo. Las compañías de tarjetas de crédito están interesadas en ganar dinero, y cuanto más gastas, más ganan. Aprende a ignorarlas y a tomar tu control. Sigue adelante con TU plan y verás cómo serás recompensado(a).


Una vez que hayas dominado tu presupuesto, ve al paso 2 y comienza a pagar la deuda a ojos cerrados.



PAGANDO LA DEUDA REGLA # 2: DECIDE QUÉ DEUDAS PAGARAS PRIMERO


Ciertamente hay una estrategia para pagar la deuda. Pero todos tienen sus propias formas de hacer las cosas. Hay argumentos en ambos lados de la moneda cuando se trata de elegir qué deudas pagar primero. Nosotros entendemos que si la tasa de interés es inferior al 3-4%, PUEDES estar mejor reteniendo esa deuda y haciendo los pagos regulares hasta que saldes tus otras deudas de mayor interés. Sin embargo, si la tasa de interés supera el 7% (es decir, CASI CADA TARJETA DE CRÉDITO), paga esas lo más rápido posible.


Nos gusta decir que pagues la deuda más pequeña que tengas primero y te explicamos por qué. Comenzar es difícil y ver el éxito de inmediato a menudo te mantiene más motivado para continuar. Si eliges la deuda más grande primero, PUEDES generar frustración con el tiempo que lleve pagarla.


En nuestra experiencia, pagamos primero las tarjetas de crédito con los intereses más altos (también eran la deuda más pequeña que teníamos). Con casi el 24%, nos estaban matando. Tomamos todo nuestro dinero extra durante meses y lo invertimos en estas tarjetas. ¿Y sabes qué? Lo que parecía una deuda de la que nunca tomaríamos el control fue desapareciendo. Y comenzó como un efecto de bola de nieve: cada deuda después de esa es más fácil de eliminar.


No creas que somos santitas, todavía andamos en ese plan; lo importante es comenzar. Pagar deudas requiere un poco de sacrificio. Nunca dijimos que salir de la deuda era fácil. Pero si tu objetivo es ahorrar para poder viajar más, debes llegar a un lugar donde (en su mayoría) estés libre de deudas. Una vez estableces esa meta, todo lo que haces desde el momento en que comienzas a saldar la deuda se refiere a esa meta.



PAGANDO LA DEUDA REGLA # 3: DETERMINA EL DESEO VS. LA NECESIDAD


Diferenciar entre deseos y necesidades puede ser difícil, pero es muy importante comenzar a ahorrar dinero. Algunas de las cosas que compramos son necesidades, pero la mayoría de las veces, en realidad compramos principalmente deseos. Lo que podría estar causando estrés financiero.


NECESIDADES: Las necesidades incluyen refugio, ropa (una cierta cantidad), comida y transportación. Piensa en una necesidad como algo que debes tener para sobrevivir.


DESEOS: Los deseos incluyen todo lo demás. Hacen que tu vida sea más agradable. Por supuesto, deberíamos disfrutar nuestras vidas, pero no hasta el punto de endeudarnos. Una de las gurús en finanzas que seguimos es Michelle Gardner Schroeder y dice: “Algunas personas piensan que los teléfonos celulares, hogares gigantes, membresías de gimnasios, cable, salir a comer, etc. son todos necesarios. Pero, realmente no lo son.


No puedes endeudarte por tus deseos, debes comenzar a eliminar estos elementos de tu presupuesto y de tu vida, al menos hasta que tengas tu situación financiera y tus gastos bajo control.


Cuando tengas esa conversación difícil contigo mismo(a) y/o con tu pareja, identifica esos deseos y necesidades. Esto facilita la reducción de gastos innecesarios.



PAGANDO LA DEUDA REGLA # 4: PON TODO LO QUE TIENES HACIA LA DEUDA


La mejor manera de pagar la deuda es concentrarse. Pon todo lo adicional que tengas cada mes en un pago adicional de tu deuda.


¿Tienes un presupuesto muy ajustado o vives de sueldo a sueldo sin nada extra? Es posible que debas considerar un esfuerzo adicional para obtener ingresos adicionales. Tareas como cobrar por cortar el césped en tu urbanización, trabajar a tiempo parcial en una tienda, repartiendo pizzas dos días a la semana, tener un negocio desde el hogar, vender cosas en Craigslist / Ebay, etc. pueden ayudar a agregar algo de dinero a tu plan de pago de deudas.


¿Necesitas ayuda para encontrar unos dólares adicionales en tu presupuesto para pagar esa deuda? Tenemos 7 maneras fáciles de ganar $500 este mes sin necesidad de otro trabajo. Algunas de estas ideas pueden inspirarte para reducir algunos gastos extras de tu presupuesto.



PAGO DE LA DEUDA REGLA # 5: NO USES TARJETAS DE CRÉDITO PARA OBTENER PUNTOS MIENTRAS PAGAS LA DEUDA


Esto fue la burrada más grande que cometimos. Los puntos de recompensa de tarjetas de crédito son un truco de viaje o de descuentos en los comercios que puede ser bien beneficioso. PERO, solo deben usarse cuando TIENES control total sobre tu dinero, deudas y ahorros. Por lo tanto, no recomendamos usarlos como herramienta hasta que estés completamente libre de deudas.


Las tarjetas de crédito tienen una pendiente resbaladiza, a menos que puedas garantizar que pagarás tu saldo completo CADA MES o máximo en dos pagos. Consejo: deja de usarlas AHORA MISMO. No las tomes para atrás hasta que estés libre de deudas. Guárdalas bajo llave y dale las llaves a alguien que te ame y se preocupe por tu vida financiera.


Entonces, ¿sabes lo que debes hacer ahora?


TOMA UNOS MINUTOS CON TU SOCIO DE PRESUPUESTO (TU MISMO(A) O TU PAREJA) Y HAZ LO SIGUIENTE:


  1. Saca tu presupuesto. Identifica áreas extrañas en tus gastos. Redúcelos y pon el dinero extra en pagos de deuda.

  2. Todo el dinero extra hecho o ahorrado debe ir hacia tu deuda hasta que estés en una posición financiera segura.

  3. ¡Apégate a tu presupuesto como chicle lo más cerca posible! Será difícil los primeros meses, especialmente si nunca haz tenido un presupuesto escrito.

  4. Selecciona la deuda más pequeña para pagar primero. Esto hace que veas un cambio de inmediato y te ayuda a motivarte a seguir avanzando. Ve después de la siguiente cantidad adeudada hasta que todo, excepto tu hipoteca, sea cancelado. ¡Comenzar este proceso activa una bola de nieve y se vuelve más y más fácil!

  5. Métete en la cabeza esta declaración: ¡PUEDO HACERLO!


Hasta aquí unos pasos iniciales para que logres encontrar ese camino que te lleve a viajar sabiamente.


¿Haz pagado una gran cantidad de deuda? ¡Cuéntanos sobre tu camino hacia la libertad!


Bere y Flori

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Guía Gratis:

Vida Livianita, una vida con menos peso.