¿Viajar por el mundo en la jubilación? Tips de cómo...



Todavía no estamos retiradas pero andamos en la búsqueda de información para viajar el mundo en la jubilación tanto para nosotras como para los que nos leen que andan cerquita o a unos pasos más avanzados que nosotras. Ya lo hacemos pero de forma conservadora. Cada dos años nos mudamos a un sitio distinto.


Piensa en pasitos: mira qué tan buena sería esta vida de viajero para ti.


¿Podrías viajar por el mundo retirado? Es un sueño que se ha cruzado por la mente de todos en un momento u otro: dejar el trabajo, vender la casa, empacar una maleta y emprender una vida de viajes. Pero, ¿qué pasa si convertiste ese sueño en tu realidad al retirarte?


Aquí hay un vistazo a lo que se necesitas para pasar el retiro o la jubilación, no para relajarte en casa, sino para descubrir un mundo completamente nuevo a través de tus viajes. Usa estos pasos para pensar cómo sería realmente este tipo de transformación de la vida y qué tan bien se adapta a tu personalidad y tu realidad.



IMPORTANTE ANTES DE SEGUIR:


  • Antes de partir, sé honesto contigo mismo acerca del viajar, tus obligaciones con los demás y el estado de tu salud. No queremos que por una pasión te vuelvas irresponsable después de viejo.

  • Viajar puede ser costoso, así que observa cuidadosamente tus ahorros para la jubilación y las formas de estirar tu presupuesto o hacer ajustes, como vender tu casa y/o reducir el tamaño. No estamos diciendo que vendas tu casa. Ojo. Sólo si fuese una opción viable económicamente para tu estilo de vida.

  • Las oportunidades de viaje menos costosas incluyen voluntariado, intercambiar casas o trabajar mientras te mudas de un lugar a otro - (Esta última la hacemos nosotras desde antes de pensar en el retiro y nos ha ido de maravillas).


Viajar por el mundo en la jubilación


Hay mucha planificación involucrada antes de embarcarse en una vida de viaje, y esa planificación comienza con una evaluación honesta de tu preparación para este tipo de vida. Si bien no hay respuestas correctas o incorrectas, debes hacerte las siguientes preguntas:



¿Realmente te encanta viajar, o simplemente tomar vacaciones?

Puede parecer obvio, pero hay una gran diferencia entre unas vacaciones de una semana y una vida basada en los viajes. ¿Te gusta empacar, volar, encontrar refugio y todos los demás inconvenientes relacionados con el viaje? ¿O una semana más o menos de vacaciones es suficiente para satisfacerte? ¿Está dispuesto a "pasar apuros" si eso es lo que se necesita para pagar un viaje prolongado?


¿Tienes obligaciones que te requieren en casa?

Si cuidas a padres ancianos, niños discapacitados o nietos, mascotas, probablemente te resulte muy difícil salir de viaje indefinidamente. A nosotras nos pasa por las mascotas y el no querer estar muy lejos de nuestros padres que ya están mayorcitos.



¿Cómo estás de salud?

Si bien no es necesario que tengas una salud perfecta para una vida de viaje, sí debes tener la salud suficiente para hacer frente al estrés de la vida en el extranjero. Si tienes un problema de salud grave o crónico, consulta con tu médico antes de hacer planes de viajes largos. Debido a que Medicare no cubre los gastos de salud fuera de los Estados Unidos, necesitarás un seguro de viaje para cubrir cualquier emergencia médica.



Mira objetivamente tu situación financiera

Los viajes lejos de casa no son baratos: un viaje internacional de una semana puede costar $ 5,000 o más para dos personas. Si planeas permanecer en el extranjero por mucho más tiempo que eso, deberás tomar medidas para prepararte financieramente. Un viaje extenso requiere un ahorro saludable, pero la cantidad exacta depende en gran medida de tus expectativas.



Si necesitas una ayudita en cómo presupuestar, debes acceder nuestro curso en línea Vive livianito y Viaja más. Es gratis y son sólo 6 días que te darán esos momentos de: "¡Hajá!" Entre las cosas que vas a a prender es cómo sacar $500 mensuales de tu presupuesto sin tener que buscar un segundo trabajo. Así como lo lees. Y otras cositas más.



Si desea alojarse en hoteles de lujo en Europa o América del Norte, necesitarás una cuenta bancaria fuerte antes de salir. Si está dispuestos a alojarse en alojamientos modestos — moteles económicos, apartamentos alquilados o campamentos— puedes viajar de manera bastante económica. Visitar países en el mundo en desarrollo es otra forma de ahorrar en grande.


No importa el viaje que desees dar, tu viaje debe comenzar con una mirada honesta a todos tus ahorros para la jubilación, incluido el dinero en el banco, las inversiones, el Seguro Social, las pensiones y cualquier ingreso por alquileres o negocios que tengas.


Si no tienes ahorros para la jubilación y tu plan de inversión para acomodar viajes frecuentes o de tiempo completo, deberás volver a examinar seriamente tsu plan de ingresos de jubilación. Una vez sepas con qué cuentas, podrás evaluar cuánto puedes presupuestar para los gastos diarios mientras viajas.


Si estás dando un paso importante, como salir durante un año o más de viaje, es hora de considerar la posibilidad de vender tu casa y la mayoría de sus posesiones para financiar tus excursiones. Eso sí, ojo con que al regresar de tu viaje soñado no tengas a dónde ir. Tampoco hagas una locura. A nuestra edad, ya no poseemos el tiempo de un jóven para reponernos económicamente.


Esta no es una decisión a la ligera, toma al menos varios meses para investigar todos los detalles involucrados, habla con tu familia y amigos y consulta con tu asesor financiero. Otra opción es alquilar tu casa mientras viajas (para nosotras es la perfecta), que es una buena opción si finalmente quieres volver a casa. De lo contrario, una cosa que deberás determinar es una dirección permanente para recibir correo y cosas así, mientras estás de viaje.


La decisión de pasar tu jubilación viajando no es algo que debas tomarte a la ligera. Asegúrate de darte el tiempo para considerar cada ángulo antes de dar el paso.


Pareja gay en vacaciones

SEGUNDA NOTA A SEGUIR:


No te dejes convencer por lo que veas en las redes sociales. Recuerda que las redes muchas veces están llenas de imágenes perfectas de la parte linda de la vida de los viajeros y no necesariamente de la real.


Todavía recordamos un vídeo de Youtube de una pareja que seguimos fielmente y decidieron venderlo todo para vivir la vida en un RV (casa rodante) por los Estados Unidos. Nos encanta su vida pero en un vídeo confesaron que ellos colocan en vídeos solo las experiencias interesantes para la audiencia. Pero que casi siempre acampaban en los estacionamientos de Walmart o detrás de establecimientos que le dieran permiso. Confesaron que no era real el de vivir una vida nómada en campamentos seguros.


Estábamos listas a vivir esa vida hasta que nos encontramos con ese vídeo. Decidimos desistir y buscar otras alternativas más seguras para dos mujeres con dos mascotas.

Considera un viaje de jubilación económico

Si bien volar en primera clase a un hotel de lujo es ciertamente agradable, normalmente no es parte de una jubilación basada en viajes. En su lugar, busca opciones que mantengan tu presupuesto bajo control. Además de elegir destinos que son conocidos por su bajo costo de vida y alojarte en alojamientos económicos, puede reducir los costos de muchas otras maneras.


En el caso de nosotras podemos quedarnos en hoteles de 4 y 5 estrellas con el costo de 2 y 3 estrellas por nuestro club de viajeros. (Déjanos un mensaje abajo para decirte sobre su membresía)


Prueba un crucero de reposicionamiento

Las líneas de cruceros ofrecen estos viajes de descuento cuando necesitan mover un barco de un puerto a otro, generalmente fuera de temporada. A diferencia de los cruceros típicos, el barco no regresará al puerto de origen, sino que se detendrá en varios puertos en el camino hacia el destino final.


Considera hacer viajes de voluntario

Si quieres hacer el bien mientras ves el mundo, considera unas vacaciones voluntarias. Las opciones van desde dos años en el Cuerpo de Paz hasta pasar unos días trabajando en los campos de una granja orgánica, y casi todo lo demás. En general, pagarás un precio fijo que cubra tu comida y alojamiento durante la temporada de voluntariado, generalmente mucho menos de lo que costaría el viaje fuera de un voluntariado. Hay oportunidades voluntarias de vacaciones en todo el mundo. Busca en la internet.


Trabaja sobre la marcha

Puedes reponer tu cuenta bancaria trabajando durante tus viajes. Enseñar español en el extranjero, escribir un blog o libro basado en tus experiencias y tener enlaces de afiliación relacionados a tus viajes, trabajar como asistente virtual u otros trabajos en línea y comenzar un pequeño negocio de importación / exportación son todas las posibilidades.


Intercambiar casas

Si no estás vendiendo tu casa, ponla a trabajar para tus viajes. El intercambio de casa típico implica que tú y otro propietario se muden a la casa del otro por un período de tiempo determinado. Es una excelente manera de vacacionar en el extranjero si deseas permanecer una semana o más en un solo lugar. Sitios como International Vacation Home Exchange facilitan encontrar un hogar disponible y brindan medidas de seguridad para tu tranquilidad.


Cuidar la casa

Puedes cubrir el costo de tu alojamiento por intercambio para una familia que viaja por su cuenta. A cambio de quedarte en la casa de forma gratuita, es probable que cuides de las mascotas, las plantas de agua o realices un mantenimiento simple. puedes visitar TrustedHousesitters.com para familiarizarte con los trabajos domésticos en todo el mundo.



En conclusión,


Mientras algunos jubilados están felices de pasar tiempo relajándose en casa y visitando a amigos y familiares, otros anhelan un estilo de vida más aventurero.


Si caes en esta categoría, y siempre has soñado con ver el mundo, una jubilación en el mundo podría ser la respuesta a tus sueños. Incluso, puedes jubilarse en el extranjero durante parte de ese período, tal vez en varios países diferentes con el tiempo.


Antes de vender tus pertenencias y comprar un boleto de avión, por favor, evalúa tu situación financiera, tus objetivos de viaje y tu presupuesto diario. Habla con tu asesor financiero al principio del proceso de toma de decisiones, para que tengas claro cuál es la mejor manera de maximizar su dinero.


Si en algo te podemos ayudar es con nuestro curso en línea de Vive livianito y Viaja más. Es gratis y son sólo 6 días que te ayudarán a descubrir dónde conseguir esa plata adicional. Te vamos a enseñar cómo sacar $500 mensuales (todo depende de tus ingresos) de tu presupuesto sin tener que buscar un segundo trabajo.



¡Buen viaje y esperamos poder verte en las playas del mundo!


Bere y Flori

27 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Guía Gratis:

Vida Livianita, una vida con menos peso.